A 30.000 pies por viajeros para viajeros

De ruta por España en busca de las mejores tartas de queso

Tarta de queso o, si nos gusta más el anglicismo, cheesecake. Es uno de esos pasteles de toda la vida que podemos encontrar en todo tipo de restaurantes, desde los clásicos a los más modernos. ¿Y si nos vamos de ruta de cheesecakes por España?

La tarta de queso es un postre tan sencillo como versátil, pues permite numerosas variantes de la receta original. Podemos prepararla con manchego, con queso fresco o cremoso, ricotta, Idiazábal, Camembert... ¡la lista es infinita! Se puede acompañar de mermelada de frutos rojos, preparar la base con galleta o utilizar otras fórmulas más ligeras como granola o cereales, prepararla sin base o acompañarla de una bola de helado.

En España, la tarta de queso es uno de esos postres transversales que podemos encontrar tanto en restaurantes de nuevo cuño de la mano de chefs curtidos en fogones internacionales como en aquellos de cocina casera que llevan preparando la misma receta durante generaciones, además de que sigue siendo una pieza de repostería básica en muchísimos hogares de toda España. Disfruta de una ruta gourmet en busca del cheesecake de tus sueños de la mano de Vueling, que te llevará a tu destino para que tú solo tengas que preocuparte de hincar el diente a estas delicias. ¡Qué aproveche!

La Viña (San Sebastián)

No hay ranking que se precie de las mejores tartas de queso de España en que no aparezca la de La Viña, en San Sebastián, un icono en la materia que, desde hace un tiempo, se preparan también por encargo. La Viña es un restaurante de batalla, con una barra repleta de pintxos riquísimos y una tarta de queso que levanta pasiones, reconocida incluso por The New York Times como “Sabor del año”. Se prepara con queso crema, huevos, azúcar y nata, y es todo un regalo para el paladar. Aunque desde La Viña no tienen problema en facilitarnos su receta, lo lamentamos pero no: en casa no queda igual.

Fismuler (Madrid y Barcelona)

Atención paladares intrépidos, amantes de los sabores intensos y las recetas arriesgadas: ya podéis reservar mesa en Fismuler y disfrutar de su deliciosa cocina de producto en un ambiente hipster a más no poder, y acabar el festín con una tarta de queso que quita el hipo. El chef Jaime Santianes y su equipo han conseguido elaborar una tarta de queso que crea adicción, nada menos que con un queso manchego que supone un derroche de sabores y aromas que enloquecerá a los más queseros. De visita obligada en Barcelona y Madrid.

Terraza Martínez (Barcelona)

Terraza Martínez lo tiene todo y más. Un espacio espectacular en Montjuïc, en un hermoso parque con vistas a la ciudad ideal para el paseíto de sobremesa; unas paellas deliciosas elaboradas con los pescados más frescos recién llegados de la lonja; un ambiente que bascula entre el chiringuito de toda la vida y la sofisticada arrocería y, lo que nos ocupa, una tarta de queso que día tras día sorprende a los comensales más exigentes. Suave, cremosa, delicada... Esta tarta de queso se elabora de forma artesanal en el restaurante con los mejores productos, y es todo un regalo tras haber degustado un buen arroz y unos entrantes de primera. ¡Dejad sitio para ella!

Kava (Marbella, Málaga)

No solo la tarta de queso de Fernando Alcalá merece una visita a su local de Marbella, Kava, ya que toda la carta es un derroche de cocina creativa elaborada con productos locales y técnicas contemporáneas. Suyo es el premio Mejor Tarta de Queso de España 2019, que se celebró en el I Foro Internacional del Queso en Gran Canaria, donde este bocado gourmet enamoró al jurado gracias a su combinación de queso cremosos Philadelphia con algún otro queso (que puede variar), mantequilla de cabra, huevos ecológicos y nata con un alto porcentaje de materia grasa, para que cuaje esa maravilla que es un auténtico placer llevarse a la boca.

Cheese Bar (Las Palmas de Gran Canaria)

Hay que volar a Las Palmas de Gran Canaria para disfrutar de los exuberantes paisajes de una isla encantadora y probar la archiconocida tarta de queso de Cheese Bar, finalista por méritos propios en el certamen Mejor Tarta de Queso de España. La preparan con quesos de la zona –requesón de oveja y queso Flor de Guía del Cortijo de Caderios– acompañados de mascarpone, lo que da como resultado una tarta cremosa y fina a más no poder. La sirven acompañada de un helado de Philadelphia con dátiles y, si el cliente lo requiere, también de una copita de Oporto. ¿Acaso se le puede pedir más a la vida?

Cañadío (Madrid y Santander)

Otra de las tartas que figuran siempre en cualquier ranking que se precie es la de Cañadío, con establecimientos en Madrid y Santander, un local de referencia para los amantes del buen comer que se volverán locos con un despliegue de cocina tradicional que va del mar al huerto pasando por las montañas. Su tarta de queso se ha convertido desde hace años en su postre estrella gracias a ese despliegue de aromas y matices, a su estructura contundente, su sabor intenso gracias al toque inconfundible, sutil, del queso azul, y a esa textura semilíquida que despertará nuestros sentidos. Llega a la mesa apenas acompañada de una teja de caramelo.

Alameda (Fuenmayor, La Rioja)

En este coqueto asador de estilo clásico y austero va a ser muy complicado dejar sitio para el postre atendiendo a su completa carta y a las piezas de carne de la mejor calidad que nos dan la bienvenida al local. Conviene dosificar, sin embargo, y acabar el ágape en Alameda con su popular tarta de queso, un bocado casero, como todos los que encontramos en el restaurante, equilibrado, sabroso, un buen ejemplo de la cocina creativa e inteligente de este local de referencia. Tienen otro must, así que si andamos por La Rioja no nos podemos ir sin probarla: una torrija de escándalo. ¡Qué dilema!

Tinto Fino Ultramarino (Valencia)

Vinos, tapas, platillos y una tarta de queso muy popular. Tinto Fino Ultramarino tiene hordas de fans en Valencia, atraídos por una carta muy bien facturada elaborada con productos de temporada, además de apetitosas tablas de quesos y embutidos y un surtido de vinos muy completo. Y, por supuesto, por una tarta de queso intensa, esponjosa y cremosa, inspirada en la variante neoyorquina, que se ha ganado por méritos propios un lugar de honor en los rankings. Un imprescindible si visitamos Valencia.

Éleonore (Salinas, Asturias)

Ocupar mesa en el siempre acertado Élenore y disfrutar de esa atención al detalle en todos los aspectos que se ha convertido en una seña de identidad de este local con hermosas vistas al mar es un regalo cuando visitamos Asturias. La chef y propietaria Cristina Arias, una amante de la repostería en constante movimiento, siempre dispuesta a incorporar nuevos ingredientes y conceptos y a crear sofisticados bocados, es la artífice de esta monada que simula un bosque y está formada por setas de queso, gelée de frambuesa y crumble de cacao.

¿Hay alguna de las fotos que ya te ha entrado por los ojos y solo piensas en metértela entre pecho y espalda? ¡Vueling te lo pone fácil! ¿Por cuál de ellas vas a iniciar la ruta de las tartas de queso?

Más leídos

El recorrido más dulce por Valencia

Orxata (horchata en castellano), fartons y agua de valencia: 3 pl…

+ info

5 CIUDADES PARA COMÉRSELAS

Te proponemos un recorrido gastronómico por España, desde Bilbao …

+ info

BARCELONA PARA FOODIES CON EL MORRO FINO

Sin lugar a duda, si buscas un destino foodie, Barcelona es el lu…

+ info