A 30.000 pies por viajeros para viajeros

Marruecos, el mundo de los sentidos

¿Buscas escapadas asequibles esta Semana Santa? ¿Y si vamos a Marruecos? Pasa del jet lag, de esos viajes de más de ocho horas con escalas interminables en aeropuertos en mitad del desierto. Solo necesitas un par de horas de vuelo para estar en un sitio totalmente diferente.

Viajamos a tierras lejanas para buscar paraísos diferentes, nuevos horizontes, ciudades y culturas enigmáticas… Pero aquí al lado, al final de la calle, está ese país del que has oído tanto hablar, que quizás hasta has visitado alguna vez, pero que nos sigue pareciendo misterioso. Sí, hablamos de Marruecos. El país de los sentidos. El país de los sueños. Un país capaz de hacer que el viajero más experto se sienta perdido. Acompáñanos de ruta: entramos por el norte, por Tánger, y atravesamos la cordillera del Atlas para llegar a la costa atlántica, hasta Esauira.

Norte de África, Sur de Europa

Norte Africa

Tánger, la ciudad internacional, lugar de encuentro entre dos continentes. Hasta hace no muchos años fue una ciudad internacional, una zona “protegida” en mano de varios países. Esa herencia sigue presente en sus calles y la convierten en una especie de “no lugar” donde tiene cabida todo. Así es la misteriosa Tánger, que parece un decorado de una novela negra o de película clásica. No en vano, la Casablanca de Bogart en realidad era Tánger.

En ella podemos encontrar influencia francesa en lugares como la Plaza de Francia (obvio), en la cual sigue en pie ese Gran Café de París, así como huellas de la tradición española en lugares emblemáticos como el viejo, decadente pero hermoso Teatro Cervantes, que en su tiempo fue el más grande África.

Atraviesa su medina y el Gran Zoco y sube a alguna de las cafeterías que se encuentran en la parte alta de la ciudad. En algunas de ellas, ubicadas en acantilados, puedes disfrutar de vistas al Estrecho y, en días despejados, puedes llegar a ver la costa de Andalucía.

Medinas impenetrables y ciudades azules

Medina

¿Sabes dónde se dice que está la zona peatonal más grande del planeta? En Fez. Más de medio millón de personas viven entre más de 9000 callejones y zocos. Aquí, en la milenaria Fez, quizá sea más necesario que nunca ir acompañado de un guía que te ayude a no perderte. Fez está considerado el centro espiritual y cultural del país, y en tus paseos por su inmensa ciudad vieja (“Fez Bali”) te cruzarás con mezquitas, espacios de artesanía y mucha, mucha tradición.

Puede que necesites algo más tranquilo para desconectar. Vale, ¿buscamos un contrapunto? Pues desvíate al norte y llega hasta Chauen, o Chefchaouen, la mágica ciudad azul situada en el Rif. Muchos dicen, sin cortarse, que es la ciudad más bonita de Marruecos. Ese azul que puebla sus calles y su fantástico enclave en la montaña, tan diferente del resto de ciudades marroquíes, la hacen única. Su encantadora atmósfera y esa constante sensación de tiempo suspendido hacen de Chefchaouen uno de los secretos más espectaculares del norte de África.

El Atlántico como destino

Atlantico

Volvemos al sur y nos vamos acercando al mar, pero paramos antes en Marrakech, quizás la ciudad más emblemática de Marruecos. Se trata del destino que más turistas mueve, muchos atraídos por su zona histórica, pero también por la parte más chic de la ciudad, esa que sabe disfrutar del glamour occidental, donde los hoteles lujosos conviven en armonía con Riads. La ciudad alberga un moderno museo dedicado a Yves Saint-Laurent, que vivió en la ciudad varios años, y ha sido citada por influyentes revistas como uno de los lugares del mundo donde mejor se come.

Salimos de Marrakech y buscamos el mar para acabar nuestra travesía. En la costa del Océano Atlántico se encuentra una de las joyas de Marruecos: Esauira. En la ciudad, que cuenta con una de las medinas más famosas del país, contrasta el color de sus fortificaciones con el azul del mar y sus playas, amplias y de arena fina, ideales para practicar Windsurf y Kitesurf. La ciudad es el destino ideal para los viajeros que buscan descanso en el mar y el buen tiempo. Un enclave para retirarnos, para alejarnos del bullicio de las grandes ciudades sin perder la esencia del país africano.

Fotos de © ONMT - Hope Production

Más leídos

7 destinos para viajar solo

Viajar con amigos, en pareja, con la familia… sí, ya sabemos que …

+ info

Los teatros más famosos de Europa

¿Te apetece vivir una noche en la ópera? No, nos referimos a la p…

+ info

Los 4 museos más curiosos de Europa

El 18 de mayo es el Día Internacional de los Museos, y para ello …

+ info