A 30.000 pies por viajeros para viajeros

10 IDEAS DE ESCAPADAS EN PRIMAVERA CON NIÑOS

Una selección de países family welcome en Europa perfectos para visitar con niños esta primavera, de la mano de Mammaproof.

Aquí va un listado de los países donde mejor hemos estado en familia y con los mejores planes para hacer con peques.

1. Dinamarca: Copenhague, Billund y Aalborg

Uno de los países más family welcome de Europa es Dinamarca. Es un país que aprecia los niños y niñas y esto se nota: parques infantiles espectaculares, propuestas para hacer en familia, museos preparados para tocar y experimentar… Uno de los principales motivos para escoger Dinamarca es la nueva Lego House en Billund, un museo sobre Lego pensado para ir a jugar en familia. Tiene salas llenas de piezas con diferentes propuestas y un restaurante interactivo superdivertido. Otro de los motivos para ir es el parque de atracciones de Lego Legoland, o el Tívoli de Copenhague, o la posibilidad de ver focas en libertad en la punta norte del país (en Skagen) o en la isla de Mando.

2. Francia: Burdeos y Nantes

De todos los destinos de Francia hemos escogido Burdeos y Nantes, ciudades menos conocidas que París.

Desde Burdeos podréis recorrer la zona de la abadía de Arcachon, donde hay la duna de arena más grande de Europa: la duna de Pilat. ¡Subirla es una de las experiencias más divertidas para hacer con peques!

En Nantes, os proponemos un viaje por las historias de Julio Verne: la visita a las Máquinas de la Isla o el parque temático Puy du Fou, con espectáculos de guerreros medievales muy espectaculares. Otros puntos de interés de la ciudad son el castillo de los duques de Bretaña, el Jardin des Plantes o el espacio cultural de la antigua fábrica de galletas LU.

3. Italia: Roma y Florencia

Italia siempre es un buen destino para visitar con peques, sobre todo por la pasta, la pizza y los helados.

Roma los va a fascinar por el Coliseo, el foro romano y sus templos, pero también por el planetario, el museo de decorados de cine Cinecittà World o el museo de los niños.

Y Florencia es otro destino del país para explorar la Toscana: viñedos y colinas, casas señoriales y ciudades preciosas como Lucca, Siena y Pisa. Otro plan es una visita a San Gimignano, uno de los pueblos más bonitos de la zona, famoso por su arquitectura medieval y sobre todo sus torres.

4. Alemania: Hamburgo y Bremen

Volar a Hamburgo os va a permitir descubrir dos ciudades preciosas en el norte de Alemania.

Hamburgo tiene un barrio de antiguos almacenes portuarios ahora reaprovechados como espacios culturales y de oficinas. En él, no os perdáis el museo Miniatur Wunderland, tres plantas de maquetas enormes de trenes, aviones y escenarios de toda Europa. Hay 15 kilómetros de raíles, más de 1.000 trenes y luces, montañas y volcanes. Y otra visita indispensable con peques es el planetario.

Y a unos 50 minutos en tren está Bremen, una ciudad preciosísima de los músicos de Bremen o del museo de la ciencia Universum, centro de experimentos y muy interactivo.

5. Islandia

Es el país, la isla, que lo tiene todo: cascadas gigantes, glaciares inmensos, playas volcánicas, zonas con pequeñas erupciones, acantilados que cortan la respiración… Es un país fascinante para recorrer con peques (además que no es muy grande) y sobre todo porque van a poder ver ballenas y focas en libertad, además de los caballos peludos islandeses, las muchísimas ovejas y, si tenéis suerte, frailecillos. Otra cosa que va a gustar mucho a los críos es que hay baños calientes en todas partes y piscinas exteriores de agua caliente con toboganes en casi cada pueblo.

6. Alemania: Nuremberg

Una de las ciudades más bonitas del sur de Alemania es Nuremberg, que concentra una gran industria de producción de juguetes. De hecho, hay un museo de los juguetes, que además de explicar su evolución histórica, se puede jugar con alguno de ellos.

Otra visita imprescindible es su castillo imperial, con un buen número de armaduras, espadas y ballestas expuestas. A las afueras de la ciudad podréis pasar un día en el parque de atracciones Playmobil FunPark.

Nuremberg es una ciudad pequeña, muy fácil para recorrer con niños porque es llana y su centro histórico es para viandantes.

7. Noruega: de Oslo a las islas Lofoten

Otro de los países más family welcome del norte de Europa es Noruega. Os proponemos descubrir el norte del país, dentro del círculo polar ártico, en concreto a las maravillosas islas Lofoten. Es territorio vikingo, con museos dedicados a la reconstrucción de la vida vikinga con figurantes, y del estudio de pingüinos y focas de estas frías aguas. Hay numerosos acuarios que se dedican a la investigación de estos animales y se pueden visitar. Además, en las Lofoten os esperan playas increíbles, lagos y carreteras unidas por puentes espectaculares.

  • Encuentra vuelos baratos a Oslo

8. Inglaterra: los Cotswolds

Una de las zonas más bonitas de Inglaterra que se pueden visitar desde Londres son los Cotswolds, la campiña inglesa. Pueblecitos de cuento, una zona muy rural. Justamente por eso vais a encontrar muchas granjas que se pueden visitar con peques, con unas instalaciones de primera. La que os recomendamos es la Cotswolds Farm Park, que además de animales, tienen numerosas propuestas de juego para niños y niñas, como circuitos para conducir tractores pequeños eléctricos, arenales con juegos infantiles enormes, actividades dirigidas relacionadas con la huerta, etc. Otra de estas granjas es la Fairytale Farm, también con una recreación de cuentos como la caperucita o una maqueta enorme sobre una casa de los ratoncitos.

  • Encuentra vuelos baratos a Londres

9. Holanda: Ámsterdam y sus alrededores

Holanda es un país pequeño y muy fácil para recorrer con peques.

En Ámsterdam hay el museo Nemo, un centro para aprender ciencia jugando y experimentando. Canales, parques infantiles como Vondelpark o Oosterpark, y calles para recorrer en bicicleta son otros de los puntos fuertes para visitar la ciudad con niños.

Pero Holanda tiene más: tiene los pueblos que hacen la subasta del queso, los campos de tulipanes, granjas visitables, molinos o el parque de atracciones Efteling, ambientado en el mundo mágico de las hadas, los elfos y los gnomos.

10. Croacia: Dubrovnik y Montenegro

La última propuesta que os hacemos es explorar Croacia desde Dubrovnik, ciudad escenario de Juego de Tronos. Desde aquí, es muy fácil cruzar la frontera hasta Montenegro, uno de los países balcánicos que empieza a crecer turísticamente. En Montenegro os podréis bañar dentro de un fiordo, en la abadía de Kotor. Playas sin olas ideales para peques. Además, explorar el parque natural de Durmitor, con lagos súper accesibles, excursiones y deportes de aventuras como descenso en rafting o tirolinas.

Más leídos

7 destinos para viajar solo

Viajar con amigos, en pareja, con la familia… sí, ya sabemos que …

+ info

Los teatros más famosos de Europa

¿Te apetece vivir una noche en la ópera? No, nos referimos a la p…

+ info

Los 4 museos más curiosos de Europa

El 18 de mayo es el Día Internacional de los Museos, y para ello …

+ info