A 30.000 pies por viajeros para viajeros

Submarinismo en Menorca. Un mundo de sorpresas

Con la llegada del verano, muchos son los que se animan a la práctica del submarinismo. Nada es comparable a la agradable sensación de calma que produce bucear en cristalinas aguas y entre especies únicas mientras descubres toda las maravillas que los fondos marinos esconden. Una emocionante experiencia que está al alcance de todo el mundo. 

Si ya eres un consumado experto, descubrirás en Menorca una amplia variedad de posibilidades. Si te inicias ahora, en los centros de buceo y submarinismo que se encuentran repartidos por toda la isla, te enseñarán las técnicas y procedimientos para hacer un desarrollo progresivo, poniendo a tu disposición los mejores medios.

El descenso a las maravillosas profundidades marinas de Menorca es una experiencia única. Sus aguas cálidas y transparentes y sus coloridos entornos, nada tienen que envidiar a las playas del Caribe. 

En el norte de la isla de Menorca, en el tramo comprendido entre Cap Gros y Sa Punta des Morters en la Mola des Fornells, se encuentra la Reserva Marina, una zona muy cercana a la costa que no supera los 30 metros de profundidad. Un paisaje espectacular con especies marinas únicas, cuevas y galerías naturales y restos de naufragios. 

En esta Reserva Marina hay zonas de especial interés para la inmersión submarina, como S'Illa des Porros (o illa de Sanitja), con una costa sin edificaciones y un fondo marino en el que abunda la fauna, como los grandes meros, barrucadas, dentones y falsos abadejos. También restos de embarcaciones que han sucumbido a sus aguas. Accesible para todos los niveles ya que, su parte menos profunda no llega a los 8 metros y la más profunda llega a los 30 metros.

En Cala en Morts se encuentra el llamado Queso Suizo, que recibe su nombre por las numerosas galerías que lo forman y que se comunican entre sí. Una bonita inmersión por los rayos de luz que penetran hasta ellas y que crean un hermoso juego de luces y contraluces.

Es Pont d'en Gil es el nombre de un puente natural que queda colgado en los acantilados en medio del mar. Se encuentra cerca de Ciutadella y puedes adentrarte en sus aguas para llegar a Sa Cigonya, una preciosa cueva, de unos 200 metros, llena de estalactitas y estalagmitas. A través de ella se accede a una bóveda con una playa de arena fina.

Al sur del puerto del Maón existe un paraíso para el buceo. Son los fondos que rodean la Illa de l'Aire con sus rocosos arcos y abundante fauna. A unos 20 metros, bajo el islote de Cagaires descubrimos todo un sistema de galerías naturales con paredes recubiertas de coral, anémonas y esponjas en los que se refugian los meros, congrios y morenas. Las aguas de La Illa de l'Aire han acumulado algunos de los restos de desastres de siglos de navegación. En sus arenas y rocas todavía se pueden apreciar algunos de estos objetos como anclas, balas de cañón y otras piezas de artillería.

Si quieres conocer más sobre las posibilidades que ofrece Menorca para la práctica del submarinismo, con excursiones para todos los gusto y niveles, échale un vistazo a esta guia.

Imágenes de buenaventuramenorca.com

Te han entrado ganas de ir a Menorca? Consulta aquí nuestros vuelos!

 

Más leídos

7 destinos para viajar solo

Viajar con amigos, en pareja, con la familia… sí, ya sabemos que …

+ info

Los teatros más famosos de Europa

¿Te apetece vivir una noche en la ópera? No, nos referimos a la p…

+ info

Los 4 museos más curiosos de Europa

El 18 de mayo es el Día Internacional de los Museos, y para ello …

+ info