A 30.000 pies por viajeros para viajeros

ROADTRIP POR LA REGIÓN DE NORMANDÍA EN 10 PARADAS

Volamos a París y desde allí ponemos rumbo a la costa de Normandía para un roadtrip lleno de sorpresas que anuncian un viaje inolvidable.

Para adentrarse en estos preciosos paisajes que han dado fama a Francia, os proponemos descubrir la costa de Normandía, un lugar que depara las mejores sorpresas: naturaleza, gastronomía, patrimonio y otros encantos son los responsables del carisma de esta bella región francesa. Entre Dieppe y Caen, aquí va un roadtrip por Normandía, de pueblo en pueblo partiendo de París. Vive la France!

Primera parada: Dieppe

A tan solo 3 horas en coche de París Dieppe es una ciudad-balneario de la Costa del Alabastro que tuvo su época dorada del siglo XIII al XV, cuando fue puerto de mercancías internacional. De entonces conserva una coqueta arquitectura, y ese aura inconfundible de las ciudades que lo tuvieron todo. Resguardada entre dos acantilados, cuenta con todos los atractivos para disfrutar de una agradable estancia dedicada al relax con sus kilométricas playas y numerosos parques y jardines. Pero también es de visita obligatoria para los amantes del patrimonio por sus numerosas iglesias, castillos, teatro y el barrio marinero, conocido como Pollet. En la zona encontraremos, además, numerosas actividades culturales o al aire libre. Por otra parte, cada dos años se celebra el Festival Internacional de Cometas que ofrece un espectáculo lleno de magia.

Parada 2: Varengeville-sur-Mer

A pocos kilómetros de Dieppe, haced una parada en el precioso pueblo jardín de Varengeville-sur-Mer, conocido sobre todo por su pequeña iglesia Saint-Valéry y por su cementerio marino colgado en la ladera del acantilado, a 80 metros sobre el mar. Un lugar de belleza fascinante que ha cautivado por su luz y panorama natural a artistas de la talla de Renoir, Monet, Miró o Proust, por citar algunos.

Parada 3: Fécamp

Fécamp es famosa por sus pintorescas casas de pescadores, pero también la abadía de Sainte-Trinité, el palacio de los duques de Normandía y el palacio Bénédictine son visitas imprescindibles. En este último se elabora el licor Bénédictine, con nada más y nada menos 27 plantas, y alberga una impresionante colección de arte religioso y contemporáneo.

Parada 4: Etretat

Maravilla y majestuosidad. Es lo único que nos viene en mente cuando nos plantamos antes estos descomunales acantilados que atraen a miles de turistas de todo el mundo por el paisaje único que ofrecen. Numerosas leyendas explican la formación de estas esculturas naturales (cuya grandeza se puede apreciar aún mejor con un paseo por la playa). La forma singular de sus acantilados como la Manneporte, la Courtine o la Aiguille invita a la imaginación, y de hecho han servido de fuente de inspiración a escritores franceses celebres como Maupassant o Flaubert, que se establecieron aquí en busca de sus musas. Y vaya si les ha ido bien. El castillo de les Aygues, la capilla Notre-Dame de la Garde y la abadía de Montivilliers son otras visitas recomendables en Etretat.

Parada 5: Honfleur

Una de las joyas de la ‘costa florecida’ y la puerta de entrada al Calvados. Un pueblo cuyo centro alberga un puerto de pesca, recreo y comercio bordeado por animadas terrazas. Sus bonitas callejuelas pavimentadas rodeadas de casas con fachadas de entramados de madera la convierten en un paseo encantador, repleto parques y jardines, tiendas de artesanía y galerías de arte. Ciudad de los pintores y del impresionismo, Honfleur inspiró en su día a Monet y Boudin entre otros artistas.

Parada 6: Trouville-sur-Mer

Conocida como la reina de las playas, Trouville-sur-Mer es una de las estaciones balnearias más famosas de Francia y también una de las más elegantes. Antiguo puerto de pesca, es conocida por su caballa (con DO propia) y por numerosos restaurantes que animan la ciudad. Suntuosas villas del siglo XIX bordean su paseo marítimo de madera (que data de 1867), un vestigio de la ‘Belle Epoque’, cuando esta localidad era lugar de veraneo de la burguesía francesa.

Parada 7: Deauville

Deauville es la ciudad costera más chic y emblema del disfrute vacacional. No solo destaca por sus lujosas habitaciones y comercios, sino también por sus eventos culturales y deportivos a gran escala. Pero ante todo la gente va a Deauville a disfrutar del mar y de sus infinitas playas en las que practicar un sinfín de deportes acuáticos o largos y relajantes paseos. La playa acoge además emblemáticos parasoles coloridos, cabinas de cambio y un largo paseo de “parquet” en el que están inmortalizados grandes nombres del cine internacional como homenaje al Festival del Filme Americano que se celebra aquí cada año.  Al pasear por las calles, se descubren muchas villas de finales del siglo XIX y principios del XX. La joya de la corona de este patrimonio excepcional es la villa Strassburger, construida en 1907 en el emplazamiento de una granja que perteneció a la familia de Gustave Flaubert. So chic!

Parada 8: Houlgate

Houlgate es un lugar vacacional muy recomendable para las familias, donde disfrutar de una gran tranquilidad y de un amplio catálogo de actividades al aire libre. Cualquier visitante podrá apreciar también las más de 300 majestuosas edificaciones del siglo XIX.

Parada 9: Cabourg

Cabourg es, sin duda, EL destino romántico de la Costa Florida. Sus 4 kilómetros de playa, donde grandes y pequeños pueden disfrutar de la arena y el mar, sus magníficas villas del siglo XIX intactas y siempre repletas de flores y sus parques llenos de encanto refuerzan su aura paradisíaca. Aquí todo gira alrededor del Casino y Grand Hotel, como bien describió en su día descrita Marcel Proust en su libro En busca del tiempo perdido. Cabourg es una etapa imprescindible del romanticismo normando.

Parada 10: Caen

Aunque no se encuentre en la costa, Caen es una emblemática ciudad de Normandía merece una visita por su patrimonio arquitectónico e histórico. Capital del ducado de Normandía y ciudad de Guillermo el Conquistador, Caen está repleta de impresionantes monumentos. No te pierdas la visita de la Abbaye-aux-Hommes, y la Abbaye-aux-Dames, y el muy bien conservado Château de Caen. El centro de la ciudad también está por descubrir con iglesias, palacetes, plazas empedradas y museos. Alrededor del puerto deportivo, el pintoresco barrio de Vaugueux permite agradables paseos y algunas sorpresas gastronómicas: ¡hay que lanzarse a probar las famosas “tripas a la moda de Caen”!

¿Listos para este roadtrip inolvidable? Oh-la-là!

Más leídos

Los mejores parques naturales de Europa

De Reino Unido a Finlandia pasando por Islandia, Croacia, Italia …

+ info

IDEAS DE DESTINO EN ESPAÑA PARA VIAJAR CON NIÑOS

¿Ganas de una escapada familiar? Te proponemos algunos destinos “…

+ info

7 DESTINOS ORIGINALES PARA UN FIN DE SEMANA (MÁS A…

¿Buscas un destino diferente para una escapada? ¿Te apetece descu…

+ info