A 30.000 pies por viajeros para viajeros

Planes originales para una visita a Londres

Iríamos a Londres veinte veces al año, y en cada viaje descubriríamos una ciudad nueva llena de lugares interesantes. En los 32 distritos de la capital del Reino Unido residen 9 millones de personas ―la mitad de las cuales proceden de otros países― y en sus calles se hablan hasta 300 idiomas diferentes. Esta ciudad de ciudades, esta representación del mundo entero reconcentrada alrededor del Támesis, ofrece mucho más que un simple fish and chips, un paseo por el Hyde Park, un musical en el West End, y una visita al British Museum.

A continuación te proponemos algunos planes originales para que busques un vuelo barato a Londres. ¡Seguro que descubrirás caras que desconocías del hogar de los Beckham, Dua Lipa o Stormzy!

Pegarse un chapuzón en un estanque de Hampstead Heath

Tras un día a tope en la urbe, no hay nada mejor que desplazarse al norte de Londres, pasear por su parque más antiguo y zambullirse en uno de sus tres estanques aptos para el baño. Allí encontrarás vestidores, duchas y vigilancia, y con suerte te cruzarás con lugareños como Helena Bonham Carter. Los estanques están abiertos todo el año…, aunque ya te avisamos que ¡fuera de la temporada de verano aquí solo nadan los valientes!

Descubrir la diversidad del barrio natal de David Bowie

Brixton, barrio londinense al sur del Támesis, es la cuna británica de la cultura negra y el barrio en el que nació y se crió el autor de Space Oddity. No desaproveches esta ocasión para visitar el mural dedicado al músico y los Black Cultural Archives, el único centro de patrimonio nacional dedicado a la conservación de las historias de los africanos y caribeños en Gran Bretaña. Piérdete también por el mercado callejero de Brixton y prueba el jerk chicken que te servirán en el mítico restaurante de cocina jamaicana Negril.

La otra cara de Camden Town

El barrio de Amy Winehouse se caracteriza por su rica vida nocturna y un mercado que con el tiempo se ha venido a menos pero que aun así sigue atrayendo a hordas de turistas. Nuestra propuesta es hacer una visita superfugaz al mercado con un objetivo muy claro y no apto para operaciones bikini: probar el primer helado de Europa realizado con nitrógeno líquido, que te prepararán al momento en la heladería Chin Chin Ice Cream. Ya con tu botín, huye de las masas echándote un largo y tranquilo paseo a orillas del canal de Camden Town. ¡Una foto de este helado futurista no necesitará filtros de Instagram para petarlo a likes!

Los tesoros y documentos freaks que alberga la British Library

Tener la Carta Magna, la letra de Yesterday de los Beatles escrita a mano, o los manuscritos de Jane Austen a dos palmos de la nariz. Estos son algunos de los fascinantes documentos que alberga la British Library y que no puedes perderte. Londres es una ciudad con infinidad de museos en los que te encantará perderte.

Descansar, leer y curiosear en la sala de lectura de la Wellcome Collection

A diez minutos a pie de la British Library, La Wellcome Collection hará morir de placer a los curiosos empedernidos, pues acoge fantásticas exposiciones permanentes y temporales alrededor de la salud. Te recomendamos la exposición Medicine Man, dedicada a Henry Wellcome, farmacéutico, emprendedor, filántropo y coleccionista, y a la evolución de la historia de la medicina. Allí podrás ver desde cabezas de jíbaros, prótesis de piernas de principios del siglo XX, cinturones de castidad, el cepillo de dientes de Napoleón o el bastón con el que se ayudaba Charles Darwin al caminar.

Ver el diván que cambió la mirada sobre la mente humana

Sigmund Freud y su familia dejaron Viena en 1938 tras la anexión nazi de Austria, para refugiarse en una bonita casa al noroeste de Londres. El hogar de los Freud es ahora el Freud Museum, un curioso museo en el que podrás aprender más sobre el padre del psicoanálisis y ver el famoso diván en el que se recostaron tantos de sus pacientes.

Escuchar la berrea del ciervo

¿En Londres? Sí, lo has leído bien. Aunque parezca mentira, ver ciervos en estado salvaje es posible en la ciudad, y para hacerlo tendrás que desplazarte hasta el parque de Richmond, un antiguo cazadero de la corona y uno de los parques más desconocidos de Londres. Allí podrás observar algunos de los 600 gamos y ciervos salvajes que vagan por esta reserva natural desde 1637. Los podrás ver todo el año, pero si lo que quieres es oír los ruidos guturales que emiten cuando están en celo, tendrás que dejarte caer por allí en octubre.

Un paseo por el Támesis

Aunque pueda parecer mainstream, una visita a Londres no es una visita a Londres sin un paseo por South Bank, a orillas del Támesis. Te recomendamos empezar por el alternativo Borough Market, donde van a comprar los chefs de la urbe, tomar un café en el Monmouth Coffee Company como hace cualquier hipster, y desde allí ir a buscar el río para admirar la catedral de Saint Paul, la Tate Modern, el Teatro Nacional y el Big Ben.

¿A qué esperas, pues, para planear una visita a Londres? ¿O una segunda, o una tercera, o una cuarta? ;-) Ya sea el Londres de verano o el Londres de invierno-navidad, siempre es una buena opción.

Más leídos

7 destinos para viajar solo

Viajar con amigos, en pareja, con la familia… sí, ya sabemos que …

+ info

Los teatros más famosos de Europa

¿Te apetece vivir una noche en la ópera? No, nos referimos a la p…

+ info

Los 4 museos más curiosos de Europa

El 18 de mayo es el Día Internacional de los Museos, y para ello …

+ info