A 30.000 pies por viajeros para viajeros

Navidad en Gotemburgo

La Navidad trae cada año los mismos ritos y tradiciones: el encendido de luces, las comidas típicas, el espíritu navideño en las calles… Siendo un apasionado de estas fechas, ¿qué tal descubrir nuevas sensaciones? La Navidad se celebra en todas las ciudades, pero en pocos sitios como en Gotemburgo, una ciudad que se transforma todos los años para convertirse en la ciudad de la Navidad por excelencia. No exageramos. ¿Quieres comprobarlo?

  • El parque de atracciones de Liseberg

Que Gotemburgo sea un referente navideño se debe en gran parte a Liseberg, el mágico parque de atracciones de la ciudad. Si ya es de obligada visita durante el año, en Navidad su interés se multiplica. Liseberg se convierte en un lugar único, diferente, un enclave mágico en el que se desarrollan algunas de las citas más importantes de la Navidad sueca. Adornado con más de 5 millones de luces navideñas, en Liseberg se monta el encantador mercadillo navideño, el más grande de Escandinavia. También hay espectáculos sobre hielo, paseos en trineo… Una oportunidad excelente de conocer este lugar digno de un cuento de hadas y que enamorará a grandes y pequeños.

  • Comidas tradicionales

Tu viaje a Gotemburgo también es una buena oportunidad para probar la comida escandinava y, especialmente, la tradicional comida de Navidad. Allí comen menús específicos para estas fechas, como el Julbord, (“Jul” en sueco es Navidad; “Bord”, mesa), una especie de bufé libre compuesto por productos típicos: arenques, salmón, carnes, quesos… Podrás servirte lo que quieras en tu plato mientras cantas canciones navideñas y brindas en alto diciendo “Skal” y “God jul”. Acompáñalo de Julöl, una cerveza hecha expresamente para la Navidad.

  • Y más planes por la ciudad

También puedes aprovechar tus días en Gotemburgo para conocer sus calles históricas y el barrio de Hagan, famoso por sus casas antiguas, sus tiendas de antigüedades, de ropa y sus comercios. Y, si quieres tener una vista global del barrio y de sus tradicionales casitas, sube a Skansen Kronan para disfrutar de las vistas. Otro de los sitios desde el que tendrás vistas de Gotemburgo es el famoso “pintalabios” (Läppstiftet), el edificio rojo y blanco más conocido del puerto de la ciudad.

Esperamos haberte despertado el espíritu navideño y que Gotemburgo esté en tus planes para esta Navidad. La ciudad sueca es un plan ideal para pasar una navidad diferente con niños, para escapar del estrés de tu ciudad y vivir estas fechas de una forma única. ¡Que la disfrutes!

Más leídos

7 destinos para viajar solo

Viajar con amigos, en pareja, con la familia… sí, ya sabemos que …

+ info

Los teatros más famosos de Europa

¿Te apetece vivir una noche en la ópera? No, nos referimos a la p…

+ info

Los 4 museos más curiosos de Europa

El 18 de mayo es el Día Internacional de los Museos, y para ello …

+ info