A 30.000 pies por viajeros para viajeros

Monte de los Capuchinos

A la derecha del puente del Po y cerca de la Piazza Vittorio Veneto se sitúa el monte de los Capuchinos, una colina desde donde se pueden admirar las maravillosas vistas que la ciudad de Turín nos ofrece. De gran importancia para los frailes capuchinos que se encuentran en el convento de Santa María del Monte, ha sido también desde la antigüedad un lugar de peregrinación para los más espirituales.

Construido en un principio con fines defensivos, la edificación del convento data de el siglo XIII. En 1988 se construyó un funicular, pero los bombardeos durante la guerra lo destruyeron, aunque el paseo bien vale la pena, unos 15 minutos desde la Iglesia de la Gran Madre di Dio serán suficientes para llegar, y con un poco de suerte y si el día es lo bastantemente claro, puedes avistar hasta los Alpes.

Si todavía te faltan motivos para ir a Turín y subir a esta bella colina, el Museo Nazionale della Montagna es otra de las razones que pueden acabar de convencerte.

Imagen de Geobia

¿Te han entrado ganas de ir a Turín? ¡Consulta aquí nuestros vuelos!