A 30.000 pies por viajeros para viajeros

Mallorca: un destino ideal para practicar deporte

Los amantes del deporte y del turismo activo van a encontrar en Mallorca un despliegue de actividades para todos los gustos, bolsillos y niveles.

Mallorca es más que sol, playa, vida contemplativa y espectaculares pescados frescos frente a un mar estival. En la isla es posible encontrar todo tipo de propuestas para acelerar las pulsaciones en un entorno de cuento: senderismo, kayak, golf, buceo, cicloturismo, escalada, deportes extremos y mucho más. Vueling dispone de vuelos regulares a esta hermosa isla durante todo el año. ¡No olvides meter ropa deportiva en la maleta! La vas a necesitar.

Senderismo para todos los niveles

Desde hermosos senderos ondulados que rodean el litoral a paisajes montañosos y abruptos para caminantes avezados. Mallorca presume de una naturaleza mágica y salvaje, con numerosas rutas señalizadas para todos los niveles que permiten conocer el corazón de la isla recorriéndola a pie. Torrent de Pareis, que por su complejidad conviene hacer con una empresa especializada, o la bonita ruta del barranco de Biniraix, son solo algunos de los numerosos senderos que podemos recorrer en la isla. El Parc Natural del Llevant es un lugar perfecto para los amantes del mar, que podrán acceder a pie a algunas calas vírgenes de arrebatadora belleza.

Kayak, disfrutar el mar desde dentro

Nada mejor para impregnarnos de la belleza de la costa mallorquina que hacerlo desde el mar, a bordo de un kayak desde el que contemplaremos los acantilados y la vegetación típicos de la isla. Existen diversas compañías que ofrecen esta actividad sencilla y accesible, perfecta para hacer en familia, durante todo el año. Una manera inigualable de acceder a rincones recónditos de Mallorca.

Golf, un placer durante todo el año

El clima privilegiado de Mallorca hace que sea un lugar perfecto para practicar golf en cualquier época del año. De hecho, este deporte es muy popular en la isla tanto para locales como para viajeros, de modo que dispone de numerosos campos de golf muy bien equipados, donde también se pueden hacer cursos y otras actividades. El Golf Park, en Puntiró, o el Alcanada, en Alcúdia, son solo algunos de ellos.

Cicloturismo, conocer la isla sobre dos ruedas

De montaña o de carretera. Los amantes del ciclismo se lo van a pasar en grande descubriendo los rincones ocultos de la isla sobre dos ruedas. Gracias a sus más de 1.200 km de carretera, de los cuales 700 km son carreteras secundarias, la isla es toda una fiesta para todos aquellos que nunca se cansan de pedalear. Se pueden alquilar bicicletas e ir por libre o apuntarnos a alguna ruta organizada de las muchas que se ofrecen en la isla. Los enamorados de la montaña se volverán locos con la Serra de Tramuntana, que cuenta con hasta diez picos que superan los 1.000 metros.

Escalada, descubriendo la Serra de Tramuntana

Hablando de la Serra de Tramuntana, nada más tentador para los locos de la montaña que practicar escalada en alguno de sus picos, como el Puig Major, el más alto de ellos con 1.400 metros. Una de las mejores zonas para entregarse al placer de la escalada es Fraguels, en Bunyola, con más de 70 vías de entre 5 y 9 grados, con espectaculares placas verticales y vías de resistencia corta. Para la iniciación, nada mejor que Calvià, al sur de la Serra de Tramuntana, u otros enclaves como Puig de Sant Martí o la Ermita de Betlem. Se recomienda abordar estas vías con algunas de las empresas especializadas de la zona para garantizar la seguridad.

Buceo para todos los niveles

No importa si somos expertos buceadores o jamás lo hemos practicado: Mallorca es el lugar perfecto para entregarse al placer de sumergirse bajo en las profundidades del Mediterráneo. La oferta es muy amplia, ya que la isla cuenta con más de 50 centros donde podremos realizar desde un bautismo hasta inmersiones de nivel avanzado. La recompensa va a ser increíble: aguas cristalinas y una flora y fauna de película. ¿Dónde bucear? Hay mil rincones. Podemos empezar por Cala Llamp, con su cueva abierta de anémona amarilla, o la Cova de Sa Madonna, con su escultura de la virgen. Si nos queda tiempo, no podemos dejar de visitar las islas Malgrats.

Coasteering, psicobloc y más: sí a los deportes extremos

Solo aquellos aventureros de pro que lleguen a Mallorca dispuestos a comprobar cómo se dispara su adrenalina estará listos para atreverse con alguno de los deportes extremos que ofrece la isla. El coasteering es una de las prácticas deportivas que se han puesto de moda en los últimos tiempos, un compendio de actividades que se realizan en zonas rocosas de la costa e incluyen senderismo, escalada, rápel, salto de altura o buceo. Los más valientes podrán desplazarse de roca en roca en tirolina.

El psicobloc, por su parte, es un tipo de escalada que se realiza sin cuerda, siempre sobre el agua para amortiguar la caída. La Cova dels Diables es un buen lugar para practicarla. Y si después de todo esto nos quedamos con ganas de más siempre podemos entregarnos a los placeres de la espeleología o el barranquismo, actividades con gran tirón entre la población mallorquina.

¿Te han entrado ganas de practicar todos estos deportes? Pues esa Mallorca invernal, menos ajetreada y concurrida pero igualmente mágica, te espera con todo esto y más.

Más leídos

Los 4 museos más curiosos de Europa

El 18 de mayo es el Día Internacional de los Museos, y para ello …

+ info

Top destinos de invierno

Existen lugares especialmente perfectos para descubrir en esta ép…

+ info

Los lugares (secretos) favoritos de España de la g…

¿Quién mejor que la tripulación de Vueling, viajeros frecuentes d…

+ info