A 30.000 pies por viajeros para viajeros

Los 5 mejores mercadillos navideños de Europa

En medio del frío y de los días lluviosos de invierno una chispa de luz ilumina el último mes del año. En las principales ciudades europeas se instalan puestos de artesanía y comida típica, se decoran las calles, se adorna un gran árbol de Navidad, se escuchan villancicos... ¡Descubre los mercadillos navideños más mágicos de Europa! Solo te damos un consejo: abrígate.

  • Bruselas

Lo mejor: un mercadillo con más de 2 kilómetros de extensión.

Ubicación: Grand Place, Bruselas.

Imprescindible: subirse a la gran noria y pasar un divertido rato patinando en la pista de hielo.

Para degustar: los gofres y el vino caliente con canela.

No te pierdas: el mercadillo navideño de Brujas ¡es encantador! Esta ciudad se encuentra a poca distancia en tren desde Bruselas.

  • Praga

Destacamos: la Plaza de la Ciudad Vieja donde se instala el mercadillo navideño más concurrido de las fiestas. Si creías que Praga no podía ser más mágica es que nunca la habías visitado por Navidad. En esas fechas sus calles parecen aún más propias de un cuento que de la vida real.

Ubicación: Plaza de la Ciudad Vieja, Praga.

Imprescindible: callejear por el barrio del Castillo, pasar por el Callejón de Oro y las vistas de la Plaza de Ciudad Vieja desde la torre del antiguo ayuntamiento.

Para degustar: el típico rosco dulce llamado trdlelnik. ¡Lo puedes rellenar de mermelada o chocolate!

  • Budapest

Destacamos: un mercadillo formado por más de 100 casetas de madera con típicos productos gastronómicos y artesanía de gran calidad. En la misma plaza donde se realiza el mercadillo, cada domingo de Adviento a las 16.00 h tiene lugar el encendido de una de las velas de la gigantesca guirnalda, con música del coro de ángeles de fondo, ¡emocionante!

Ubicación: Plaza Vörösmarty, Budapest.

Imprescindible: la proyección de luces en la fachada de la Basílica de San Esteban.

Para degustar: salchichas, langos, castañas asadas o el dulce húngaro por excelencia, el Chimney Cake.

  • Núremberg

El dato: es el mercadillo más emblemático de toda Alemania. ¡Data del siglo XVI!

Ubicación: Plaza Mayor, Núremberg.

Imprescindible: si viajas con niños no dudéis en pasaros por el Mercado de Navidad infantil. Los niños se divertirán en las muchas atracciones y juegos que se organizan exclusivamente para ellos.

Para degustar: pan de jengibre, almendras tostadas, salchichas fritas y el ponche de ron y azúcar.

No te pierdas: La procesión de luces del día 8 de diciembre. ¡Simplemente espectacular!

  • Zúrich

Destacamos: es el mercado cubierto más grande de Europa. Lo forman más de 160 casetas y tiene un gigantesco árbol de 16 m de altura decorado con cristales de Swarovski.

Ubicación: Estación Principal de Zúrich.

Imprescindible: acercarte a Werdmühleplats donde se instala el Singing Christmas Tree y disfrutar con las actuaciones de coros infantiles.

Para degustar: manzanas con azúcar, salchichas a la parrilla y vino caliente con azúcar y especias.

No te pierdas: en el centro histórico de la ciudad se instala el mercadillo con más tradición de la ciudad.

Más leídos

7 destinos para viajar solo

Viajar con amigos, en pareja, con la familia… sí, ya sabemos que …

+ info

Los teatros más famosos de Europa

¿Te apetece vivir una noche en la ópera? No, nos referimos a la p…

+ info

Los 4 museos más curiosos de Europa

El 18 de mayo es el Día Internacional de los Museos, y para ello …

+ info