A 30.000 pies por viajeros para viajeros

Las Torres de Bolonia

Causan profundo impacto las construcciones que desafían a la gravedad con su inclinación; aunque esta peculiaridad que las hace famosas también puede acabar por destruirlas. Si Pisa tiene su Torre Inclinada o Venecia tenía el Campanario inclinado de San Marcos – reconstruido tras desplomarse la construcción original en 1902 -, Bolonia cuenta con inclinadas torres medievales – uno de los elementos más característicos e iconos de la ciudad – que han desafiado terremotos, bombardeos y, en general, el descuido del hombre.

La historia de estas torres es muy curiosa. Los cálculos más moderados hablan de unas 100 torres que atestaban la ciudad medieval de Bolonia, algunas de ellas llegaban incluso a alcanzar los 100 metros de altura. Estas torres se construían con el fin de demostrar el poder de los linajes familiares, más ricos en tanto más alta era la torre. Con el paso del tiempo las torres fueron demolidas o se derrumbaron por si solas y, las que aguantaron en pie, fueron tomando otros usos – cárceles, viviendas o tiendas.

Entre las torres más significativas que todavía se conservan destacan la torre Garisenda y la torre Asinelli. De ellas hace mención Dante Alighieri, que vivió en Bolonia, en la Divina Comedia. Se puede visitar la torre de Asinelli ascendiendo por sus casi 500 escalones. Tiene 97,6 metros de altura y una inclinación con respecto a la vertical de 3,2 metros, mientras que la torre Garisenda, que se encuentra a su lado, tiene 48 metros de altura y una inclinación menor.

Imagen de Onanymous

¿Te han entrado ganas de ir a Bolonia? ¡Consulta aquí nuestros vuelos!

Más leídos

7 destinos para viajar solo

Viajar con amigos, en pareja, con la familia… sí, ya sabemos que …

+ info

Los teatros más famosos de Europa

¿Te apetece vivir una noche en la ópera? No, nos referimos a la p…

+ info

Los 4 museos más curiosos de Europa

El 18 de mayo es el Día Internacional de los Museos, y para ello …

+ info