A 30.000 pies por viajeros para viajeros

La calle más estrecha de Europa

Por el entramado de callejones del centro de la ciudad de Split se encuentra la calle más estrecha que se puede encontrar en Europa, Pusti me da prodjem, que en croata significa “déjame pasar”.

Esta calle se encuentra pegada al Templo de Júpiter, de más de 1.700 años de antigüedad, por un lado. Del otro, está un edificio residencial, con una cafetería y pizzería en la planta baja,  que se quiso construir lo más pegado posible al viejo templo, dando lugar a este ajustado récord. Una de las curiosidades que se pueden encontrar en el centro de Split.

Imagen del Templo de Júpiter por lacroacia.es

¿Te han entrado ganas de ir a Split? ¡Consulta aquí nuestros vuelos!