A 30.000 pies por viajeros para viajeros

Guía para disfrutar de Granada entre mar y montaña

Te proponemos una ruta por Granada en la que disfrutar de espectaculares miradores, paseos históricos y culturales de excepción tanto dentro como fuera de la ciudad, visitas a pueblos de ensueño y restaurantes maravillosos en los que disfrutar de la deliciosa gastronomía local.

Vas a pasear por el Albaicín en busca de esos rincones de cuento “instagrameables”, vas a visitar la Alhambra y viajar en el tiempo hasta aquella España enigmática, mestiza y exótica, a pasear por los jardines del Generalife, subir al Sacromonte y recorrer sus calles empedradas hasta caer exhausto. Pero una vez hayas hecho las visitas de rigor en esa Granada de postal que enamora a cualquier viajero, ese lugar único en el mundo que ha enloquecido a tantos famosos —uno de los más queridos por sus habitantes es Joe Strummer, batería de The Clash, como lo explicamos aquí, aunque también figuran entre los Granada Lovers Bruce Springsteen o Lenny Kravitz—, es conveniente que guardes un tiempo para entregarte a todos estos planes dentro y fuera de la capital.

Granada hedonista

El Hammam de Al Andalus es el lugar ideal para desestresarnos tras haber recorrido Granada. En estos baños árabes no solo desconectaremos del mundanal ruido, sino que podremos trasladarnos a aquella ciudad con aroma de especias y exotismo a raudales que todavía hoy se respira en muchos rincones. Para acabar de completar la experiencia y recargar las pilas nada mejor que un masaje, solos o en pareja.

¿Otras propuestas? Si nos alojamos en el Hotel Hospes Palacio de los Patos disfrutaremos de una experiencia gastronómica y un espléndido spa, dos en uno, en pleno corazón de la ciudad y en un entorno elegante y sofisticado.

Granada monumental

El Monasterio de Nuestra Señora de la Asunción, más conocido como La Cartuja, es el lugar ideal para alejarnos del centro durante unas horas y respirar una paz inconfundible que nos va a acompañar durante el resto del viaje. Este monumental complejo donde en su día residieron monjes cartujos cuenta con una iglesia considerada una de las obras cumbre del barroco español, que nos hará caer rendidos ante las numerosas filigranas que encontraremos en cada rincón. Nada mejor que acabar la jornada con un paseo por sus hermosos jardines.

Out of Granada

Dijo el geógrafo francés Jean Sermet que “Guadix es una ciudad que no se debe describir, debe ser vista”. Ubicada en el declive norte de Sierra Nevada, es el lugar ideal para enamorar a los amantes del arte, la historia y la arquitectura, gracias a su catedral, las numerosas iglesias y ermitas, la espectacular Alcazaba árabe y un sinfín de viviendas excavadas en cuevas. Si disponemos de tiempo suficiente, una buena idea es pasar una noche inolvidable en una de sus carismáticas casas-cueva.

Granada desde las alturas

El Mirador del Barranco del Abogado, situado en la carretera de acceso para vehículos a La Alhambra, ofrece las vistas más amplias de la ciudad. No es el más conocido y concurrido de la ciudad —ese privilegio le corresponde al Mirador de San Nicolás—, pero desde él podremos contemplar la ciudad y sus diferentes barrios en todo su esplendor. El Mirador de San Cristóbal, ubicado en la parte alta del Albaicín, nos ofrece unas vistas sensacionales de Granada, de Sierra Nevada y la Alhambra. Si subimos caminando por las callejuelas de este carismático barrio, haremos ejercicio y abriremos el apetito para disfrutar de la extraordinaria gastronomía granadina.

Si salimos de la ciudad, el Mirador del Fin del Mundo, ubicado en Beas de Guadix, en plena Sierra Nevada, es un enclave natural sin parangón en el que nos sentiremos pequeños y a la vez indestructibles frente a la madre naturaleza.

Granada entre pecho y espalda

Lo que vamos a hacer cuando lleguemos a Granada es, sin duda alguna, lo correcto: deambular sin rumbo por la calle de las Navas y alrededores y sentarnos en las terrazas que nos pida el cuerpo a pedir una caña y esperar con expectación con qué tapa va a llegar a la mesa.

Una vez hecho esto, y saboreado el tapeo granadino como corresponde, una gran idea es reservar mesa en El huerto de Juan Ranas, situado nada menos que en el Mirador de San Nicolás, y contemplar el atardecer sobre la Alhambra. O disfrutar de la gastronomía creativa del inefable Damasqueros, un local de referencia que nos demuestra que Granada es mucho más que tapas. Para una cocina contemporánea en un ambiente cosmopolita e informal, nada mejor que acercarse al siempre animado Café Botánico.

Nada mejor, pues, para cargar las pilas y volver con alegría a nuestro día a día que pasar unos días en esta ciudad cuyo duende nos va a dejar como nuevos. ¿Y si reservas ya tus billetes a Granada?

Más leídos

Los 4 museos más curiosos de Europa

El 18 de mayo es el Día Internacional de los Museos, y para ello …

+ info

Top destinos de invierno

Existen lugares especialmente perfectos para descubrir en esta ép…

+ info

Los 5 mejores mercadillos navideños de Europa

En medio del frío y de los días lluviosos de invierno una chispa …

+ info