A 30.000 pies por viajeros para viajeros

A Coruña se rinde a San Juan

En A Coruña se toman muy en serio lo de darle la bienvenida a la llegada del verano, donde la festividad de la noche de San Juan (San Xoán en gallego) se celebra por todo lo alto, y en la que no falta la presencia del fuego en forma de múltiples hogueras invadiendo sus playas y en la que los rituales mágicos se repiten por doquier. Esta fiesta, que durante los últimos años ha ido adquiriendo gran popularidad, motivo por el cual en 2015 fue declarada de Interés Turístico Internacional, es la excusa perfecta para hacer una escapada a A Coruña y marcarse una celebración de San Juan muy especial.

Aunque el día grande es la noche del 23 al 24 de junio, durante la semana previa la ciudad se echa a la calle para disfrutar de una agenda llena de conciertos,  citas gastronómicas, y actividades para niños… eso sí, siempre con la mirada puesta en la noche del día 23 cuando se celebra el ancestral rito del culto al sol.

Las sardiñadas 

Las “sardiñadas” (sardinadas) son el elemento gastronómico por excelencia de la fiesta de San Juan, cuyo olor impregna la ciudad a la hora de cenar y que encontrarás presentes tanto en las calles, organizadas por asociaciones populares, como en los bares. Las sardinas asadas suelen acompañarse con broa (pan de maíz) que no debes dudar en probar. Para rematar la jugada no dudes en tomar una queimada con la que empezar con buen pie esta gran y larga noche de fiesta.

Las hogueras en la playa

El principal protagonista de la noche de San Juan es sin duda alguna el fuego, que llena de luz y de encanto las playas de A Coruña, y donde se concentra gran parte de la fiesta. Así pues, no dudes en acercarte hasta cualquiera de sus playas al anochecer y montar ahí tu propia hoguera, o unirte a alguno de los numerosos grupos que hallarás en tu camino y que bien seguro que estarán encantados de acogerte en la suya. Puede optar por ir a Orzán y Riazor que son las que congregan el mayor volumen de gente, o si eres de los que prefiere huir de las masificaciones, entonces te recomendamos que vayas a playas de menor tamaño, como las de San Amaro, Las Lapas o a las pequeñas calas de Adormideras. La cuestión es localizar el enclave perfecto para la conocida como la noche más corta del año.

Con la llegada de la medianoche es cuando se produce el momento de mayor esplendor, con el encendido de la Falla principal ubicada en la Playa de Riazor. Precediendo a este momento están los fuegos artificiales, que junto con las hogueras, llenan de luz las tranquilas aguas que bordean el paseo marítimo. A partir de aquí empieza una fiesta en la que bien seguro acabarás viendo la salida del sol, y en la que habrá numerosos rituales purificadores por hacer. La cuestión es dejar atrás todo lo malo del año anterior para empezar de nuevo, o simplemente pasártelo bien en una noche tan especial.

Texto de Turismo A Coruña