A 30.000 pies por viajeros para viajeros

CÓMO HACER LA MALETA SIN ESTRÉS CON MARIE KONDO

Esta gurú del orden japonesa no solo ha traído “la magia del orden” a nuestras casas, sino también a nuestras maletas. Su famoso Método Konmari nos va perfecto para empaquetar todo lo necesario —y nada más que lo necesario—, ahorrar espacio y evitar arrugas. Repasamos algunos de sus consejos para hacer la maleta perfecta, ¡toma nota!

No sé si te pasa también: yo odio, O-D-I-O, hacer la maleta. Solo me compensa la idea de que es para algo bueno, irme de viaje, pero no han sido ni dos ni tres las veces que me he visto empaquetando a las 2 de la mañana por haberlo ido retrasando. Una amiga me dijo que quizás lo que ocurre es que necesito un método y no sé qué de una tal Marie Kondo y su Método Konmari (todos estos nombres son reales, lo prometo). Pensé que todo esto sonaba muy místico y que qué iba a saber una mujer de Japón de hacer maletas pero mira, a grandes males, grandes soluciones.

Después de investigar un poco, esto es lo que yo me quedo de cómo hacer la maleta “a lo Marie Kondo”.

1. Hazla de una sentada, no lo vayas dejando.

Es mejor que, cuando te pongas, la acabes, porque si no acabarás malgastando más tiempo. Y con hacerla el día antes es suficiente, porque así ya no tendrás que estar metiendo y sacando cosas que aún vayas a necesitar.

Por cierto, ¡no te olvides de consultar cuáles son las medidas del equipaje antes de empezar!

2. Ordena y agrupa por categorías: ropa, tecnología, complementos…

Coloca ordenadamente los zapatos, los productos de higiene (a su vez clasificados según tipos: maquillaje, higiene, etc.), la ropa interior y el resto de prendas agrupadas por conjuntos. También puedes aprovechar para ver qué complementos quieres llevar con cada look y colocarlos encima de los mismos. Por último, agrupa todo lo que son aparatos electrónicos y cargadores.

3. Olvídate de los “por-si-acasos”

A no ser que te vayas a una isla desierta donde no tendrás posibilidad de conseguir algo que de repente necesitas mucho, ¡fuera “por-si-acasos”! Una vez lo tengas todo ordenado, revísalo y pregúntate con cada cosa: ¿realmente lo necesito o me hace feliz? Parece una pregunta muy naïf pero funciona.

4. Ponlo todo en bolsitas, ordenadito.

Cada par de zapatos, suela contra suela, dentro de una bolsa; los productos de higiene en uno o varios neceseres; los complementos en otra bolsita y, por último, los gadgets y cables en otra. Así no se te mezclará todo cuando tengas que sacar cosas.

5. Colócalo todo ordenado en la maleta

¡Llega el momento de la verdad! Ahora mételo todo bien clasificado dentro de la maleta y, si vas a llevar equipaje de mano, quizás podrías poner ahí los gadgets para no mezclarlo con la ropa e higiene personal. Ah, y la ropa más delicada puedes enrollarla (como si fueran rollitos de primavera) para evitar que se te arrugue y además así la tendrás toda a la vista.

Consejo: deja algún hueco, no sea que luego te dé por traerte cosas de tu viaje y no te quepa nada más.

Espero que todos estos trucos te sean útiles. Yo he aprendido mucho redactando este post y, tengo que reconocer que, la frikie del orden que llevo dentro, está dando palmaditas feliz. Y si además quieres viajar solo con equipaje de mano, te contamos cómo hacerlo sin morir en el intento.

Más leídos

Todo lo que debes saber para viajar con carrito de…

Si siempre que viajas en avión te preguntas qué tienes que hacer …

+ info

Las ciudades más "veg-friendly"

La filosofía "veggie" está ahora más de moda que nunca, y por eso…

+ info

Consejos para afrontar la Maratón de París

La Maratón de París, que el próximo de 8 abril celebra su 42º edi…

+ info