A 30.000 pies por viajeros para viajeros

Resultados

Ocho cosas que hacer en Londres si vas con niños

No nos engañemos: un viaje con niños nunca será como un viaje sin ellos. Esos largos paseos descubriendo tiendas de diseño en Shoreditch, el gin-tonic nocturno en el nuevo bar de moda en Dalston o las interminables mañanas destinadas a probarnos gafas vintage en Spitalfields pasarán a convertirse en actividades como dar migas de pan a nuestros amigos los patos. A continuación te mostramos esas otras cosas que podemos hacer si el destino nos lleva hasta Londres en compañía de los más pequeños del hogar.

Comer en La Roma Bella

Justo enfrente del British Museum, un imprescindible si nuestros acompañantes son menores de edad –y si no también, qué demonios–, encontramos este restaurante que se define como "the most family friendly place in London" (el mejor lugar de Londres para las familias). Aquí los peques podrán disfrutar de unos platos de pasta muy buenos –y consistentes–, el servicio les hará monerías y les dará papel y colores para pintar, para luego colgar el dibujo en la pared principal del restaurante. Su precio es moderado y constituye una alternativa a los precios desorbitados de la ciudad.

Una visita al Zoo

Llegar al Zoo puede constituir una travesía por el desierto si nos encontramos en el centro -las distancias en Londres son enormes-, pero el esfuerzo merece la pena ya que se trata del zoológico más antiguo del mundo –data de 1828– tras el de Viena, con una increíble zona de reptiles, con especies que probablemente toda la familia vaya a ver por primera vez y con numerosos rinconcitos donde descansar. Recomendamos acceder al zoo atravesando el hermoso Regent's Park, uno de los parques que más nos gustan de Londres para ir con niños pues, además de estar siempre muy animado, cuenta con un gran lago habitado por unos amigables patos de diferentes especies con los que los más pequeños acabarán echando la mañana. Por si fuera poco, tiene un enorme parque infantil y un hermoso restaurante con una apacible terraza.

Una incursión a la juguetería más grande de Europa

En Piccadilly, donde las luces, el jolgorio y los escaparates multicolores son una atracción en sí mismos para pequeños y mayores, es fundamental detenerse en Hamley's, unos grandes almacenes increíbles dedicados exclusivamente a la venta de juguetes, donde continuamente tienen lugar las más variopintas presentaciones de productos. No saldrás con las manos vacías y le dedicarás más tiempo del que habías previsto, pero la cara de tus mini-acompañantes no tendrá precio.

La casa de Sherlock Holmes

No hace falta saber nada sobre Sherlock Holmes para pasarlo en grande en la casa de este investigador huraño, listo y con ciertas adicciones. En el número 11 de la archifamosa Baker Street se encuentra una recreación perfecta del que podría haber sido el supuesto hogar del detective de ficción más famoso de la historia, donde los pequeños se quedarán con la boca abierta ante la cantidad de objetos allí presentes.

Una tarde en el London Transport Museum

En Covent Garden encontramos este museo que acoge más de 80 vehículos, a los que los más pequeños se podrán subir y disfrutar a su antojo, además de numerosos dispositivos interactivos ubicados por toda la sala.

Una comida en el Union Street Cafe, de Gordon Ramsay

No es un restaurante exclusivamente para niños, pero sí un sitio de lo más agradable en el que disfrutar en familia de la cocina de uno de los chefs más mediáticos de Reino Unido (con permiso de Jamie Oliver y Lorraine Pascale), en un bonito barrio, Southwark, que en su día fue obrero y que empieza a repuntar últimamente entre la fauna hipster. Se encuentra cerca de la Tate Gallery (otro museo ideal para toda la familia, con numerosas actividades para niños), de manera que es un buen lugar para comer antes de la visita, y dispone de una carta de cocina italiana elaborada que gustará a todos.

Cereal Killer

Tras comer en casa de Ramsay y visitar la Tate, una buena opción puede ser este café de Brick Lane, regentado por una pareja de hermanos hipsters, que sirve únicamente cereales de desayuno con diversos tipos de leche y toppings. Aquí encontraremos cualquier cereal imaginable, incluso ediciones limitadas, que harán las delicias de los más pequeños, que van a encontrarse como en casa simplemente contemplando el dulce paraíso que se despliega ante sus ojos, además de compartir espacio con el moderneo local.

 

Texto y fotos por Laura Conde de Gastronomistas.com

+ info

Estocolmo en cinco museos

En esta ciudad nacen tendencias musicales, tecnológicas y de diseño y también se desarrollan las últimas innovaciones de alcance mundial, y los centros de arte (museos, galerías, espacios de creación, etc.) son unos buenos espacios para tomar el pulso del espíritu de la ciudad. Nos adentramos en los lugares de arte más emblemáticos de la ciudad, abarcando ámbitos bien diferenciados entre sí, como son el arte contemporáneo, la fotografía, el arte decorativo y la música.

Estocolmo posee una rica historia con maravillosa arquitectura, museos, el Palacio Real, en una larga tradición de más de mil años, y prueba de ello la tenemos en el perfectamente conservado núcleo medieval urbano de Gamla Stan. Allí bares de tendencia y restaurantes de lujo
se entremezclan con cafeterías históricas y encantadores pubs locales. Es una ciudad que acoge tanto galerías modernas y centros comerciales de marcas internacionales como pequeñas boutiques y establecimientos exclusivos. Clásicos como el Museo Vasa y los recién llegados modernos como ABBA El Museo y Fotografiska. En Estocolmo hay más de un centenar de atracciones y espacios de ocio y cultura para elegir. Hemos preparado abajo una lista con cinco espacios culturales que no te puedes perder .

The Vasa Museum

El Vasa es el último barco del siglo XVII que actualmente se conserva en el mundo, y sin duda es un tesoro artístico único. Más del 95 por ciento de la nave es original, y está decorada con cientos de esculturas talladas. Con 69 metros de largo este buque de guerra se ​​hundió en su viaje inaugural en Estocolmo, en 1628, y fue rescatado 333 años más tarde, en 1961. Durante casi medio siglo ha sido cuidadosamente restaurado hasta dejarlo en óptimas condiciones. Los tres palos que sobresalen afuera del Museo Vasa muestran la altura de los mástiles originales de la nave. Actualmente este centro es el más visitado de toda Escandinavia, con más de un millón de visitantes al año. Hay diez exposiciones diferentes en todo el barco que cuentan como era la vida a bordo. La entrada es gratuita para todos lo menores de edad.

Palacio Real

El Palacio Real, actual residencia de los Reyes de Suecia, es uno de los palacios más grandes de Europa con más de 600 habitaciones. El palacio está abierto al público y alberga nada menos que cinco museos en su interior. Su construcción se remonta al siglo XVIII, siguiendo el estilo barroco italiano, y en la misma ubicación que había ocupado "Tre Kronor" –Tres Coronas-, el castillo que se quemó en 1697, y símbolo que conforma el emblema nacional. La visita se inicia con las espléndidas salas de la recepción, las cuales cuentan con unos interiores de los siglos XVIII y XIX que te dejan sin aliento. Continúa con el Rikssalen (salón de Estado) en el que se encuentra el trono de plata de la reina Kristina. Y acaba con la Ordenssalarna (cámaras de las órdenes de caballería). También se puede ver el Museo de Gustavo III de Antigüedades, el Museo Kronor Tre y el Tesoro.

El Palacio Real también contiene la Armería, en la que se puede admirar un espléndido catálogo de trajes reales y armaduras, así como carros de coronación y magníficos caballos de la Real Estable. Mejor no perderse el desfile de los soldados y el cambio de guardia que tienen lugar todos los días.

Fotografiska

Sin duda se trata de uno de los espacios dedicados a la fotografía más grandes del mundo. Fotografiska es tan grande que es capaz de presentar cuatro exposiciones de gran formato y cerca de veinte pequeñas exposiciones al año. Aquí se presenta el trabajo de fotógrafos suecos e internacionales, tanto desconocidos como consolidados. El nuevo restaurante de Fotografiska recientemente ganó el prestigioso Premio de Oro del Dragón y está dirigido por el famoso chef Paul Svensson. El concepto de su cocina se centra en platos ecológicos estacionales. En la cafetería del piso superior se encuentra uno de los mejores miradores de Estocolmo.

Moderna Museet

En este museo podemos encontrar una de las colecciones de arte contemporáneo más importantes de Europa, que incluye obras que van de siglo XX hasta la actualidad, en la que no faltan artistas como Picasso, Dalí, Derkert y Matisse. Su programación, tanto de exposiciones temporales como de permanentes, lo sitúan en la primera línea. Moderna Museet se encuentra en la isla de Skeppsholmen, un entorno cautivador que parece sacado de un cuento de hadas. El edificio espectacular diseñado por el arquitecto español Rafael Moneo es otro de los atractivos del museo. Además cuenta con un restaurante con vistas de Djurgården y Strandvägen.

ABBA El Museo

La música, la ropa, las letras, así como unos cuantos musicales y películas de ABBA, ahora se encuentran reunidos en Estocolmo conformando una gran exposición temática permanente. ABBA El Museo, está situado en la isla de Djurgården y forma parte del Salón de la Fama de la Música Sueca. Se trata de un espacio moderno e interactivo en el que la música no deja de sonar. ABBA es el grupo sueco con más éxito internacional de toda la historia. Sus más de 378 millones de discos vendidos dan fe de ello. El Museo ABBA hace un repaso del grupo desde su fundación en 1970, el impacto que causó su single “Waterloo” en 1974, sus grandes giras internacionales, y su definitiva separación en 1983. Desde entonces ABBA ha seguido con vida a través del trabajo musical de Björn y Benny, y del musical “Mamma Mia “que hizo renacer el interés por la banda.

La atmósfera en Estocolmo es abierta, tolerante y acogedora, y se fomentan la diversidad y el espíritu innovador. Estocolmo es una ciudad para todo el mundo. ¿A qué esperas para ir? ¡Consulta nuestros precios aquí!

Texto:Isabel y Luis Comunicación

Imágenes: Visit Stockholm, Ola Ericson

 

 

 

+ info

¿Qué necesito saber sobre el permiso de viaje para menores?

Respondemos a las dudas sobre la nueva normativa que entra en vigor el 1 de septiembre de 2019 y que obliga a que, los menores de 18 años con nacionalidad española o residentes en España que viajen al extranjero sin sus padres o tutores legales, presenten una declaración de permiso de viaje para volar.

+ info