A 30.000 pies por viajeros para viajeros

Resultados

¿Qué comer en tu escapada a Cantabria?

Quizás el gran secreto de Cantabria esté en su excelente ubicación, entre el mar y la montaña. El mar Cantábrico la convierte en una región rica en pescados y mariscos, mientras que sus montes verdes y amplios, acompañados por un clima propicio, hacen que sea rica en abundantes huertos y pastos para el ganado. Por esto y por mucho más, Cantabria siempre es un destino ideal para comer en cualquier época del año.

Si te preparas para visitar La Montaña no te vendrá mal un pequeño resumen de lo que puedes encontrar a nivel gastronómico en tus días allí. Ya sabemos que Cantabria es infinita, y esto lo podemos aplicar a su cocina.

+ info

Enamórate de los mejores quesos de Cantabria

Hay muchas razones para visitar Cantabria pero, si necesitas una más, podría ser la de probar sus quesos con denominación de origen protegida, ya sea en los talleres artesanales donde se elabora o en alguna de sus ferias del queso. ¿Qué dices, te apetece un poco de turismo gastronómico?

+ info

7 sitios pintorescos para comer mejor que bien en Cantabria

En el norte de España, comer nunca es un trámite. Es un evento social, un motivo de celebración que trasciende lo gastronómico. En Cantabria, familiares y amigos hacen planes de fines de semana pensando en restaurantes, o escapadas a zonas rurales que se conocen por un lugar donde se come muy bien, o a pueblos escondidos con la excusa de probar las delicias locales.

+ info

Senderos por los más bellos paisajes de Cantabria

Cantabria es naturaleza en estado puro. En poco espacio, concentra una gran variedad paisajística, en la que se suceden las más hermosas playas, acantilados, verdes valles de exhuberante naturaleza y hasta las más majestuosas montañas, como los Picos de Europa.

Por estas rutas de belleza incomparable, descubrirás los secretos mejor guardados de Cantabria y hará las delicias de los senderistas más exigentes.

El bosque de secuoyas del Monte Cabezón

Recorrer la senda por este bosque declarado Monumento Natural es una maravilla. Podemos pensar que sólo en California se puede encontrar este tipo de vegetación que tanto impresiona. No es así. En el Monte de las Navas tenemos un tupido bosque con secuoyas, que llegan a alcanzar incluso los 36 metros de altura.

Para entrar al parque, debes llegar al límite entre Cabezón de la Sal y Udías y emprender el camino que sale desde párking que encontrarás allí.

El valle de Nansa

Aquí tienes muchos rutas entre las que escoger. Una de los más características es la Senda temática dedicada al agua, la ruta fluvial de Nansa, que enlaza diversos miradoes relacionados con la hidrologia del valle y su patrimonio natural relacionado con el agua. Se inicia en Uznayo, cerca del nacimiento del Collavín, para terminar en la Tina Menor. Son unos 14 kilómetros entre la ida y la vuelta en un recorrido que va desde la cabecera del río hasta su desembocadura.

Parque Natural de Oyambre

En el mismo espacio costero de Saja-Nanja se encuentra el Parque Natural de Oyambre, con una de las costas mejor conservadas de todo el litoral. Abarca desde Comillas hasta San Vicente de la Barquera. El espacio, incluye las rías de La Rabia y San Vicente de la Barqueda, con extensas zonas de marismas, dunas y playas, como la de Oyambre. Un bellísimo paisaje natural para recorrer con los Picos de Europa como telón de fondo.

El camino de Aliva

El perfecto trayecto para este sencillo recorrido sería partir de Fuente Dé, a los pies de los Picos de Europa, y subir con el teleférico hasta el Mirador del Cable. A partir de aquí, se baja por Horcadina de Covarrobes para llegar hasta el valle de Camaleño, con sus hermosos parajes.

El trayecto de 11,5 kilómetros se suele realizar en unas 4 horas aproximadamente.

Por el litoral cántabro

Uno de los tramos mejor conservados del litoral cántabro es la zona que parte de La Tablía, en Suances, bordeando la costa hasta Punta Ballota. Pasa por las playas del Sable de Tagle y San Telmo y por toda la costa de Ubiarco hasta la ensenada del Puerto Calderón. Se trata de un agradable recorrido de unos 10 kilómetros, accesible para toda la familia.

El Faro del Caballo

Por el monte Buciero puedes realizar una senda circular de unos 12 kilómetros, que pasa por el Faro del Caballo y densos y misteriosos encinares. El recorrido sale de Santoña, bordeando la costa por la playa Berria y el penal de El dueso.

Al final llega la recompensa, con unas magníficas vistas de los acantilados desde el Faro del Caballo.

Ruta desde el Faro de Cabo

Si no te apetece alejarte mucho de la ciudad, tienes desde Santader una bonita ruta que parte desde el faro de Cabo Mayor, al norte de la ciudad. Este faro es la sede del museo del artista cántabro Eduardo Sanz y de sus grandes cuadros hiperrealistas sobre marismas, olas y faros.

Desde aquí se coge un sendero que bordea la costa hasta Virgen del Mar en un trayecto de una hora y media aproximadamente.

Imagen de Áliva por Florentino Alonso

Nosotros nos apuntamos, si quieres venirte consulta nuestros vuelos aquí.

+ info