A 30.000 pies por viajeros para viajeros

Curiosidades sobre la pintura de los aviones

¿Cuánto pesa la pintura de un avión? ¿Cuántas capas lleva? ¿Qué influencia tiene esto sobre la eficiencia del avión? Te aclaramos todas estas curiosidades en este post.

Menor peso del avión, más eficiencia

Hay quienes se preocupan por su peso de cara a mantenerse sanos y en forma. Es el caso de las compañías aéreas: cada kilo extra es una fijación y la tendencia es siempre a aligerar. Por ejemplo, si comparásemos sobre una báscula la estructura de un asiento antiguo frente a uno de última generación como los que llevan hoy los aviones de Vueling, veríamos que su diferencia en peso ha bajado a menos de la mitad sin perder resistencia.

Lo mismo pasa con otros elementos que se llevan a bordo de un avión, como unos carros dedicados al catering cada vez más ligeros, los paneles embellecedores hechos de nuevos materiales para ahorrar peso o incluso la documentación para auxiliares y pilotos: progresivamente van desapareciendo manuales en papel o las maletas con mapas e instrucciones en favor de tabletas de gran capacidad y peso mínimo.

Hacer que un avión vuele ligero es una fijación del sector del transporte aéreo por un motivo muy simple: cuanto menos pese la aeronave menos combustible ha de consumir. Así de claro. De ahí que, además de introducir poco a poco aviones con motores más eficientes como los nuevos Airbus neo, se estudie también cada kilo que viaja a bordo.

¿Cuántos kilos de pintura son necesarios para pintar un avión?

Hablando de pesos, una pregunta recurrente es la cantidad de pintura que es necesaria para pintar un avión... y hasta en este aspecto la industria ha reducido los kilos de pintura que se utilizan para pintar los aviones. En el caso del Airbus A320, se ha pasado de los 250 kilos de pintura que quedan adheridos por aparato a los poco más de 100 kilos actuales gracias a nuevas técnicas de pintura.

En Vueling el color predominantemente blanco se convierte en la segunda piel de los Airbus. Una piel que originalmente, en la cadena de ensamblaje, es de una poco atractiva gama de colores que se mueven entre marrón y verde dependiendo del material del que estén hechas las diferentes partes del fuselaje. A estas se les añade una capa de imprimación para que proteja estas piezas y facilite luego la adherencia de la pintura.

Foto de Lindlner Fotografie

Eso sucede cuando el avión se pinta por primera vez, aunque con el tiempo esa pintura va sufriendo diferentes circunstancias como la alta exposición a los rayos UV o grandes diferencias de temperatura en cuestión de minutos. Son unas variaciones que pueden pasar de los 40ºC de la calurosa plataforma del aeropuerto de Granada-Jaén en verano a los -55ºC cuando vuela a 11 000 metros de altura sobre la península ibérica. Son también las operaciones de limpieza, descongelamiento con productos químicos o los mismos efectos del rozamiento que provoca la velocidad. Todo ello hace que sea recomendable que los aviones sean pintados de nuevo cada cinco u ocho años, dependiendo del estado de su pintura.

Instalaciones especializadas

En los Airbus no se aplican capas sobre la pintura precedente, sino que esta se desprende para poder aplicar una nueva capa. Este trabajo se realiza en grandes hangares de pintura en diferentes países europeos como Alemania, Reino Unido, Francia o España. Allí los aviones son parcialmente lijados y después se aplica un líquido que, a una temperatura constante de 25ºC, decapa el avión en cuestión de 24 horas.

Una vez retirada toda esa antigua pintura y con el fuselaje pulido se empieza a aplicar la nueva "piel" a los Airbus, en algunos casos extremadamente creativa, para que vuelvan a brillar como el primer día o incluso más. Actualmente ya se está aplicando una capa transparente de efecto mojado que da una mayor protección a los colores y mejora el brillo. Esta repele el agua y el polvo, por lo que se disminuye el número de lavados y desgaste. Así, tras un proceso de aproximadamente una semana los A319, A320 y A321 de la flota siguen volando varios años más sin necesidad de ser repintados.

Los colores de los aviones de Vueling

La imagen de los aviones de Vueling, creada en 2004, es muy característica. Sobre todo en su timón de dirección, con los famosos lunares grises y uno de color amarillo. En el fuselaje, totalmente blanco destaca el nombre de la compañía gracias a las letras de Vueling.com en gris y amarillo, un color que se repite en los sharklets (punta de los planos) y los capots de los motores. Una imagen que cambia en aviones decorados por algún motivo especial, un acuerdo comercial o institucional. En ese caso, los detalles varían y, además de los colores habituales, se aplican unos adhesivos aeronáuticos especialmente resistentes con el mensaje que se quiere dar: desde la celebración de un año especial de una comunidad autónoma, a publicitar un parque de atracciones en París, iniciar una colaboración comercial con una célebre marca de bebidas refrescantes, la promoción de una cadena de televisión o el de una colaboración artística con los hijos de los empleados de Vueling. Todo cabe en un fuselaje gracias a esa tercera piel que son los adhesivos aeronáuticos, aplicados sobre esos 100 kilos de pintura.

Más leídos

¿De qué color son los aviones?

Aunque cada aerolínea vinila y decora sus aviones siguiendo su im…

+ info

Código IATA: 3 letras para no perderse

BCN, CDG, VIE, LGW… Cualquiera que vuele con frecuencia (o que ju…

+ info

Cinco letras y un guion: la matrícula de un avión

En una compañía aérea todos los aviones llevan el mismo esquema d…

+ info