A 30.000 pies por viajeros para viajeros

Las tradiciones navideñas más curiosas de Europa

Desde troncos que “cagan” regalos hasta alter egos malignos de Santa Claus que atemorizan a los niños. ¿Creías que la navidad se vive igual en toda Europa? Son muchas las tradiciones de navidad que compartimos, pero hay algunas otras de las que quizás no hayas oído hablar.

Te invitamos a recorrer algunos de nuestros destinos para que descubras las tradiciones navideñas más curiosas de Europa.

  • Suecia y El Pato Donald

Además de tener su propia San Nicolás, al que llaman Jultomen y que en vez de venir en un trineo tirado por renos lo hace en uno tirado por cabras, hay una tradición que nos resulta aún más curiosa: cada 24 de diciembre desde 1959, a las 3 de la tarde, la televisión pública emite el mismo capítulo de El Pato Donald: “El Pato Donald y sus amigos le desean feliz Navidad”. ¿Por qué? Nadie lo sabe a ciencia cierta: no es que el pato sea sueco ni tiene ninguna vinculación especial con el país, pero cualquier intento de cambiar la programación ha sido recibido con protestas por parte de los millones de suecos que la siguen y se saben de memoria los diálogos.

  • Cataluña (España) y El caganer

Los pesebres catalanes esconden un pequeño personaje llamado El caganer, que posa sonriente… con los pantalones bajados y en posición de defecar. No le busques ningún sentido, nadie sabe en qué momento apareció este personaje ni por qué, pero es que además convive con otro ejemplar igualmente curioso y escatológico: el Tió de Nadal, un tronco al que hay que aporrear (con más o menos cariño) para conseguir que “cague” regalos. Si pasas por un mercadillo de Barcelona en esta época y los ves, que no te pille por sorpresa.

  • Nápoles tira los muebles por la ventana

Año Nuevo, vida nueva… ¡y muebles nuevos! Eso es lo que debían pensar en esta región italiana, donde antiguamente cada 31 de diciembre tenían por costumbre tirar los muebles viejos por la ventana para deshacerse de todo lo malo. Cabe destacar que hoy en día lo que se tira por la ventana no son muebles, sino algún objeto pequeño de manera simbólica para no causar ningún accidente.

  • Dinamarca y los platos rotos

Los daneses no tienen nada que envidiar a los napolitanos. Y es que aquí, tras la cena de Nochevieja, la tradición manda romper platos viejos frente a las casas de los amigos como muestra de cariño y fraternidad. Cuando más platos rotos haya frente a tu casa, ¡mejor año tendrás! Ah, y además, si quieres empezar bien el año, tendrás que hacerlo saltando desde una silla a las 12 en punto.

  • Noruega y las escobas de bruja

Cuenta la leyenda que durante la Nochebuena noruega las brujas y los malos espíritus merodean por las calles. Así que, para evitar males mayores, los noruegos esconden sus escobas para evitar que las brujas puedan robarlas y sobrevolar las ciudades.

  • Centro Europa y el Krampus

Dicen que el alter ego maligno de Santa Claus vive en Alemania y Austria y se llama Krampus. Un personaje con forma de demonio que, en lugar de traer regalos, la noche del 5 de diciembre sale a las calles para atemorizar a los niños que se han portado mal. Si quieres conocer su historia, te la contamos en este otro post.

  • País Vasco y Navarra (España) y el Olentzero

Quienes tampoco saben bien quién es Santa Claus son los vascos y navarros, porque aquí quien manda es el Olentzero. Se trata de un carbonero solitario y comilón que cada Nochebuena baja de las montañas para dejar regalos en todas las casas. Lo reconoceréis porque lleva boina, pipa y un aspecto un poco desaliñado. Dicen que esto último es porque representa todo lo viejo y lo que se deja atrás con el nuevo año, ¡no malpenséis!

Más leídos

7 destinos para viajar solo

Viajar con amigos, en pareja, con la familia… sí, ya sabemos que …

+ info

Los teatros más famosos de Europa

¿Te apetece vivir una noche en la ópera? No, nos referimos a la p…

+ info

Los 4 museos más curiosos de Europa

El 18 de mayo es el Día Internacional de los Museos, y para ello …

+ info