A 30.000 pies por viajeros para viajeros

MÁLAGA ES LA MAR DE BUENA: ESPETOS Y OTROS MANJARES MARINEROS

El Mar Mediterráneo baña la Costa del Sol de Málaga e impregna su gastronomía con sus mejores sabores. Un paseo por la ciudad andaluza deja claro que la forma más común de probar su cocina con grandes pescados y mariscos es ir de tapeo y a devorar espetos.

Apunta las direcciones de esta ‘city guide’ y ve pensando en reservar tu vuelo a Málaga.

¿Dónde comer los mejores espetos?

Mientras brilla el sol y las temperaturas están de subidón, en los restaurantes y chiringuitos playeros de Málaga mandan los espetos. ¿En qué consisten? Son sardinas ensartadas en una caña que se hacen lentamente en una hoguera de madera de olivo en una barca repleta de arena. El sabor del Mediterráneo en estado puro. Pero que no te engañe el aspecto porque de fácil no tiene nada. Saber colocar las sardinas a la distancia justa, lograr que no queden crudas ni secas y darles el punto exacto de sal es un trabajo de artistas. En estos establecimientos de Málaga los disfrutarás como un enano.

  • Los cuñaos

    Paseo Marítimo el Pedregal, 93 (Pedregalejo)

    Uno de los más concurridos por los malagueños. Buena señal. Se dice que aquí se puede saborear el mejor pescadito frito de la ciudad, cierto, pero hemos venido a lo que hemos venido. A disfrutar de unas sardinas en espeto de mucho cuidado. Una vez llegamos, tan solo hay que echar un vistazo a nuestro alrededor para ver que no faltan en ninguna mesa.
  • Miguelito el Cariñoso

    Paseo Marítimo el Pedregal, 77 (Pedregalejo)

    Este chiringuito de toda la vida, modesto y sencillo, cuenta con muy buen pescado, y prueba de ello es que resulta difícil conseguir mesa para hincar el diente a sus espetos. Probarlos es entender, tan rápido como un flechazo, de dónde viene el nombre del local. Del cariño con el que sus cocineros tratan el producto y cada plato.
  • Merlo La Revuelo

    Paseo Marítimo el Pedregal, 87 (Pedregalejo)

    Otra institución de la localidad conocida como un ‘BBB’. Es decir: bueno, bonito y barato. A dos euros los espetos, concretamente. Por eso no es extraña la cola que se crea frente a sus puertas cada día. Y que no os engañe el precio, la calidad es de primera.
  • El Tintero

    Avenida de Salvador Allende, 340

    Vamos a por este clásico que nunca falla. Lleva 30 años sirviendo a grito pelado sus recetas mediterráneas en un ambiente de chiringuito desenfadado. Es de lo mejorcito en espeto pero su originalidad es que subastan sus platos. ¿Cómo? Pues sí. Te sientas en la mesa y debes quedar atento al baile de camareros que ofrece al mejor postor los manjares del mar. El lugar donde, simplemente, se trata de dejarse llevar por la tentación.
  • El Boquerón

    Paseo Marítimo Poniente, 16. Torre del Mar, Vélez

    Si amas las sardinas en espeto, aquí saben de lujo pero, además, preparan otros muchos pescados y mariscos ensartados a la brasa: calamar, lubina, dorada, pulpo, what else?
  • Chiringuito Mauri

    Playo Playazo, Nerja

    En un pequeño jardín en plena playa de El Playazo, con unas vistas inigualables del Mediterráneo y buena música, el hotspot donde disfrutar de una maravillosa carta marinera con espetos varios como protagonistas.

Hablando de espeto, hay uno que sorprende, y mucho. Sigue leyendo…

¿Sabías que en Málaga puedes comer un calamar gigante?

En Málaga, se come, y bien. Incluso si tienes un hambre pantagruélica, aquí puedes hacerte con un recuerdo de talla, y nunca mejor dicho. La ciudad andaluza atesora en uno de sus maravillosos restaurantes a pie de playa toda una rareza: calamares gigantes que se preparan en espeto. Y no es ninguna broma.

En El Balneario, no solo se disfruta de un panorama de ensueño y unos arroces marineros deliciosos con los pies casi, casi, en el mar, también cuentan en carta con un cefalópodo que puede alcanzar el kilo y medio y que, a primera vista, cuando llega en el plato, consigue quitar el hipo. Todos hemos oído hablar de restaurantes del mundo que desafían a sus comensales a base de entrecotes de kilo y de hamburguesas de cuatro pisos, pero pocos nos esperamos bichos marinos de semejantes dimensiones.

El calamar de El Balneario es ideal para compartir (hasta seis personas) a modo de primero para picar o si queréis chulear de saque a prueba de bomba, os recomendamos que os olvidéis de cualquier complemento. Porque un calamar que ronda el kilo es mucha chicha, y eso que su cocción a la brasa, por suerte, es ligera de digerir. Pero, dado que estamos por allí, es toda una experiencia que merece la pena vivir y probar, aunque sea solo para contarlo.

¿Dónde comerlo?

El Balnerario, Calle Bolivia, 26. Málaga.

Si quieres disfrutar de la mejor gastronomía marinera, más allá de los espetos también puedes comer arroces, frituras, tapas y otras recetas en estos chiringuitos im-pres-cin-di-bles:

4 chiringuitos de Málaga donde disfrutar de la vida

Málaga es mar, es playa… y es buena comida. Esa conjunción es imbatible y eso se demuestra en los chiringuitos de la ciudad. Te proponemos estos cinco en los que acabarás gritando a pleno pulmón eso de que “la vida puede ser maravillosa” tras haberte zampado un espeto de sardinas o un arrocito o una fritura. Porque así, la vida es maravillosa.

  • El Zagal

    Calle de Quitapenas, 23

    Vamos a la playa del Palo y entramos en este chiringuito que es alabado por su equilibrada relación calidad-precio, un ‘pequeño’ detalle que lo ha convertido en un exitoso local en el que cuesta encontrar mesa si no vas prontito. ¿Qué pedir allí? Fritura de pescados, sin duda, platos de verduras (bravo por la berenjena frita), espetos, mariscos y paella. Ah, y alquilan hamacas, por si te apetece echarte una siesta épica.
  • MariCarmen Casa Playa

    Calle del Escritor Alarcón Bonel, 2

    Este local de la playa de La Araña es más o menos nuevo (abrió en 2017) y por eso tiene ese toque más modernito que te hace dudar: ¿es un chiringuito o un beach club? Pues probablemente ambas cosas. Pero lo cierto es que se come bien y diríamos que ‘raro’ para los estándares de un chiringuito y sus platos más previsibles. Aquí te sorprenderán con tacos de gambas al pilpil con sweet chili, pokés hawaianos y bocadillos de lo más originales.
  • Sicsu

    Paseo Marítimo Ciudad de Melilla, s/n

    Dirigimos ahora nuestros pasos a Sicsu, en la arena a la playa de La Malagueta, adonde se peregrina por varios motivos. Primero, por sus ensaladas y sus tomates aliñados, por sus lubinas, sus pulpitos y sus calamares. Segundo, por su combinación recomendada (y recomendable) de acompañar una cerveza helada con alguno de los pescados a la brasa que hacen en una barca varada en la arena. Tercero, por sus espetos, que no se limitan a los típicos de sardinas, sino que los hacen de calamares y de pulpo, y que también se hacen en la barca. Y cuarto, por Carlos Cañete, el espetero, que además de ser un crack en lo suyo de vez en cuando se arranca a cantar. ¡Olé!
  • Litoral Pacífico

    Paseo Marítimo de Antonio Banderas, 5

    Calamar espetado, pulpo a la gallega, pescaíto frito variado (salmonetes, boquerones, calamares…), gambas cocidas o a la plancha, conchas finas, mejillones, tortillitas de camarones… Postres caseros… ¿Seguimos? Mejor no. Mejor vas a la playa de la Misericordia, te plantas en este chiringuito (te recomendamos la terraza sobre la arena, aunque no se está mal en el salón interior cubierto) y mejor eres tú quien comprueba por qué este local está entre lo mejorcito de Málaga.

¿La cultura gastronómica te flipa en general y quieres profundizar tus conocimientos sobre los secretos culinarios de Málaga en particular? Aquí tienes el plan ideal:

¿Vas pez en gastronomía malagueña? Pon en tu vida un gastro-sherpa

Gastro-sherpa. Recuerda este concepto que hace referencia a ese ser sobrenatural que va a ser el encargado de librarte de esas croquetas recalentadas, las sardinas de cartón piedra, los pescaditos como suelas de zapatos y los gazpachos de tetra-brik en los que acabarás incurriendo si visitas Málaga por tu cuenta. La empresa Spain Food Sherpas sabe de esta orfandad gastronómica en la que todos hemos estado sumidos en algún momento de la vida fuera de nuestras ciudades y ha llegado para poner solución a la tragedia.

Spain Food Sherpas nació en Málaga en 2013 de manos de una serie de gourmets locales decididos a compartir con los visitantes los secretos gastronómicos mejor guardados de la ciudad. Ya se han expandido a Granada y Sevilla y su voluntad es organizar tours gastronómicos de todo tipo por establecimientos con solera, que trabajan con producto local, y mostrar a los visitantes los recovecos de la gastronomía local. Tienen rutas de tapas, de vinos, clases de cocina y, en definitiva, una serie de propuestas para todos los gustos que tienen como objetivo introducir a los viajeros en los secretos de la cultura gastronómica local, que es al fin y al cabo una de las mejores maneras de conocer la idiosincrasia de cualquier lugar. Los llamados food sherpas son más salaos que todas las cosas, lo que contribuye a hacer aún más inolvidable una experiencia gastronómica que tiene lugar siempre en grupos pequeños.

Tic-tac, tic-tac… ¿A qué esperas para reservar vuelo con rumbo a Málaga?

Más leídos

5 CIUDADES PARA COMÉRSELAS

Te proponemos un recorrido gastronómico por España, desde Bilbao …

+ info

LA TORTILLA DE PATATAS Y OTROS ‘GREATEST HITS’ DE …

La tortilla de patatas es sin lugar a dudas una de sus grandes bu…

+ info

El recorrido más dulce por Valencia

Orxata (horchata en castellano), fartons y agua de valencia: 3 pl…

+ info